SAÜC 12: Lejos del ruido, cerca de la acción

Disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad y en plena naturaleza es la propuesta de Bonavista Developments con la promoción de SAÜC 12; un conjunto de seis casas en un entorno único.

SAÜC 12 es un proyecto muy especial ya que se trata de la promoción de obra nueva a mayor altura en la ciudad. 

Se encuentra muy cerca del Parque de la Oreneta, lleno de pinos, encinas, robles y madroños centenarios, y a pocos minutos del vibrante casco antiguo del barrio de Sarrià. En tan solo unos minutos en coche o transporte público se puede llegar al centro de la ciudad. 

Las viviendas tienen unas vistas privilegiadas de la ciudad y del mar. Desde todas las estancias será posible tener una panorámica completa de Barcelona y apreciar todos sus contrastes; los edificios modernistas y los más modernos proyectados por prestigiosos arquitectos internacionales, la montaña y el mar, las zonas más comerciales y los barrios más residenciales. La zona cuenta con excelentes servicios, instalaciones deportivas de primer nivel y los colegios más prestigiosos. 

Ver galeria de Sarrià

 

Viviendas que se integran en el paisaje

Las seis viviendas que componen SAÜC 12 están organizadas en tres pares de casas adosadas. Tienen una superficie construida de entre 480 y 630 metros cuadrados, cada una con jardín y piscina particular.

El estudio Damián Ribas Arquitectura, cuyos proyectos siempre destacan por el respeto de las características de la arquitectura autóctona y la utilización de materiales típicos de la zona, ha apostado por mezclar el lenguaje mediterráneo con el internacional. 

“Respetar la arquitectura del lugar pero modernizarla y añadir un toque de influencia internacional es uno de los valores de nuestro estudio”, indica Damián Ribas.

La piedra seca local es uno de los materiales utilizados, especialmente en todas aquellas partes del proyecto arquitectónico en los que la casa “toca el suelo”. 

 “La piedra y la madera aportan una resistencia y calidez que conectan las casas con la tierra”, señala el arquitecto: “Mientras que el hormigón y el vidrio les confieren una luminosidad y ligereza, y crean la sensación de que las plantas superiores tocan el cielo”.

Al mismo tiempo, se ha modernizado la estética. Se han incorporado elementos de la arquitectura moderna, como grandes ventanales y volúmenes muy limpios.

Las casas no son un volumen cerrado sino que se abren a patios, una característica muy mediterránea, como la presencia de celosías que además permiten un mayor control sobre la luz.

 

Casas versátiles para que el comprador tenga la libertad de adaptarla a su gusto

Las seis casas están organizadas en grupos de dos; conectadas por la planta sótano, un espacio con luz natural que dispone de zonas polivalentes, zona de lavandería, bodega y espacio para tres o cuatro vehículos 

Las viviendas destacan por su gran versatilidad para que los propietarios puedan adaptarlas a su gusto y necesidades. “Creemos que estas casas se dirigen a un tipo de comprador que valora la libertad de hacer cambios”, indica Damián Ribas. 

Las viviendas se dividen en semi plantas para que todas las estancias tengan vistas sobre la ciudad y para que moverse por la casa sea mucho más fluido y llevadero. La finalidad última es que quien la habite se mueva por los distintos niveles de la vivienda sin tener la sensación de  subir escalones. 

Con el objetivo de que la planta sótano sea una zona noble como el resto de la vivienda, se han utilizado materiales de gran calidad y se ha hecho un estudio de luz. La planta superior también es versátil con el objetivo de adaptarla a las necesidades del comprador; puede ser un estudio diáfano o convertirse en varios dormitorios. 

Las ventanas también tienen una modulación que permite que se adapten a posibles obras o  redistribuciones en el interior. 

En toda la vivienda se han utilizado materiales sobrios y nobles alejados de modas pasajeras, que no solo se mantienen en el tiempo sino que ganan en elegancia. Como el roble, el hierro y con predominio de materiales de colores claros. Se han utilizado pocos materiales para dar una sensación de coherencia y uniformidad, paz y elegancia.

 

Contacto permanente con la naturaleza

En el proyecto paisajístico se ha estudiado la vegetación autóctona. Plantas aromáticas como la lavanda, el romero y el tomillo serán un elemento muy presente en los jardines de las viviendas, no solo para reforzar la autenticidad sino también porque son más sostenibles y resistentes que flores con un hábitat natural alejado de la sierra de Collserola. Cada una de las casas tendrá un ciprés en la entrada ya que es el árbol que daba la bienvenida en las casas rurales de Cataluña. El proyecto paisajístico también incluye arboles típicos del clima mediterráneo como la encina y el alcornoque. 

Un estudio de arquitectura “de km cero” 

Especializado en la edificación residencial, tanto unifamiliar como plurifamiliar, el estudio Damián Ribas Arquitectura se distingue por unos proyectos que quieren reflejar la forma de vida de los propietarios así como formar parte del entorno, mediante volúmenes integrados en la topografía y el uso de los materiales propios de la zona.

Ha llevado a cabo numerosos proyectos unifamiliares y plurifamiliares, así como de importantes equipamientos deportivos y conocidos hoteles (como el Real Club de Golf de la Cerdanya o el Hotel Golf PGA).