Bonavista y Europa Capital invertirán 100 millones en Barcelona

La firma especializada en vivienda de lujo ha empleado ya 180 millones

La inmobiliaria Bonavista Developments, asociada al fondo británico Europa Capital, invertirá 100 millones de euros en promover vivienda de lujo en Barcelona en los próximos 3 años, según explicaron Jacinto Roqueta y Alex Miquel, los socios fundadores de la inmobiliaria junto a Marcus Donaldson.

“Queda recorrido para invertir en vivienda de calidad en Barcelona, que es el tipo de proyectos en los que nosotros nos hemos especializado: promociones de obra nueva o rehabilitaciones con algo especial”, señaló Miquel. “El problema es que las pretensiones económicas de los vendedores se han disparado y es difícil encontrar proyectos que desde un punto de vista económico tengan sentido”. Bonavista gestiona las inversiones de Europa C apital, una gestora británica controlada por el grupo japonés Mitsubishi Estates, la mayor promotora inmobiliaria del mundo, que vehicula inversiones de instituciones, como aseguradoras y fondos de pensiones europeos y americanos.

El proyecto más emblemático de la firma es la rehabilitación de la Casa Burés: una inversión de 40 millones de euros en un edificio protegido, obra de Francesc Berenguer, discípulo de Gaudí, que le ha valido incluso felicitaciones del Ayuntamiento de Ada Colau por el mimo por recuperar todos los elementos arquitectónicos originales y que prevé terminar en el 2018.

La compañía inició sus actividades en Barcelona en el 2014, con una promoción de viviendas de lujo en la calle Casp 33, “cuando aún nadie se atrevía a promover vivienda” y ahora tiene en marcha la rehabilitación de otros dos edificios el número 2 de la calle Girona, un edificio del arquitecto Enric Sagnier que durante años albergó los juzgados de lo social, así como
otra rehabilitación en el número 34 de la misma calle. La firma ha emprendido también dos promociones de obra nueva, en Gava Mar, en primera línea de playa, y en la calle Sauc, en Sarria. Ahora, señala Miquel, la firma estudia nuevos proyectos en la zona alta y en el Eixample. “Buscamos proyectos que tengan algo especial. No somos especialistas en volumen, sino en crear valor añadido, algo que los compradores aprecian, porque después de la crisis se han vuelto más exigentes”.

Bonavista tiene una mayoría de clientes internacionales, señala Roqueta, aunque en algunos proyectos, como el de Gava, predominan los nacionales. En octubre, a raíz de la incertidumbre política, “bajaron las solicitudes de información de los internacionales, pero en las últimas tres semanas han vuelto a la normalidad”, explica. Roqueta señala que los compradores nacionales se han mantenido y que ninguno de sus clientes internacionales deshizo ninguna preventa. A su juicio, además, “como cualquiera que esté en el mercado puede ver, no ha habido caídas de
precios”.

Miquel recuerda que Barcelona tiene un gran atractivo para compradores internacionales “yesono ha cambiado en un mes. Una gran parte de nuestros clientes compran aquí para tener su segunda
residencia, parapasar puentesyfines de semana y vacaciones, mientras que algunos incluso se instalan aquí con sus familias y teletrabajan, yendo a su país de origen algunos días a la semana”. Para Miquel, “Barcelona es la única gran ciudad europea con mar, y eso es muy atractivo para los inversores, pero además hay factores como el clima, la arquitectura, el estilo de viday la tolerancia, que son únicos entre las grandes ciudades europeas”.

Bonavista fue fundada en el 2014 por dos exdirectivos de CBRE, Marcus Donaldson y Jacinto Roqueta, junto con Alex Miquel, exdirectivo de la inmobiliariaTorre Bonanova. “Llevamos 20
años de experiencia en el sector y vimos que había demanda de vivienda de lujo, sobre todo de compradores internacionales, yno había producto -señala Miquel-. Así que convencimos a Europa Capital para que invirtiera en Barcelona”. La gestora, que está presente en muchos países europeos, ha invertido ya 180 millones de euros en Catalunya.

Fuente: Periódico La Vanguardia – Barcelona / Rosa Salvador