Viviendas rehabilitadas y convertidas en auténticas obras de arte.

Vivir la historia en Madrid, Barcelona o Valencia.

Espectaculares viviendas que pueden presumir de su historia y en las que se han recuperado mosaicos, carpintería, artesonados, mármoles o esculturas.

Los españoles invertimos 65.000 euros de media en la reforma integral de nuestras viviendas. Así lo asegura un informe de Global Projects, una empresa de construcción y reformas integrales de Barcelona, que añade que la recuperación de detalles históricos o artísticos y las obras de derribo que preparan el camino para iniciar la rehabilitación supone buena parte del desembolso que tendrán que hacer los propietarios de dichas viviendas.

Desde luego, este presupuesto medio parece escaso si observamos las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en algunas de las viviendas seleccionadas por el suplemento Casas y estilo de vida de EXPANSIÓN, y es que vivir en una propiedad con historia exige mucho dinero, pero también un exquisito gusto por los detalles, un absoluto respeto a arquitectos que la construyeron y un conocimiento exhaustivo de los usos que los propietarios originales hicieron de la propiedad para anclar su futuro a los pilares de la misma.

Así, encontramos una villa de época romana en Trujillo (Cáceres), que tras un terremoto quedó abandonada, pero que ha sabido renacer de sus cenizas; un edificio de estilo modernista en Barcelona, que sigue siendo uno de los más representativos de este estilo y que acumula más de un siglo de historia; o una vivienda en el Madrid de los Austrias convertida hoy en una pequeña obra de arte gracias a la espléndida rehabilitación que ha sufrido.

Modernidad y funcionalidad.

Construido en 1925, el edificio que ocupa el número 86 de la madrileña calle Núñez de Balboa es un ejemplo del trabajo de la consultora inmobiliaria Impar Grupo. Con 2.250 metros cuadrados, dispondrá de quince viviendas de lujo de dos a cinco dormitorios, con plaza de garaje, gimnasio y ‘spa’. Los precios están a partir de 10.000 euros el metro cuadrado. La vivienda más barata saldrá a la venta por 2,5 millones y el ático costará siete millones de euros.

Una villa de época romana completamente reformada.

Los edificios de Villa Martires, que vende Engel & Völkers, fueron construidos en época romana y se extendieron en el siglo XII como la guarnición militar del castillo de Trujillo. Está ubicada dentro de las murallas medievales de la ciudad y quedó semiderruida y abandonada tras el terremoto de Lisboa de 1755. Tras su reforma en los años noventa, los tres edificios que la integran suman nueve habitaciones.

Un ejemplo que atesora más de un siglo de historia.

Construida entre 1900 y 1905 por Francesc Berenguer i Mestres, Casa Burés toma su nombre de su primer propietario, el empresario Francesc Burés, y es uno de los edificios modernistas más representativos de Barcelona. Su rehabilitación ha recuperado puertas, ventanas, techos o esculturas. Bonavista Developments ha construido en él 26 viviendas.

Una profunda obra para recuperar el uso residencial de un edificio.

Realizada por Bonavista Developments y vilablanch, la rehabilitación de la Casa Enric i Victorià de la Riva de Barcelona es un ejemplo de cómo recuperar un edificio histórico. Construido a finales del siglo XIX por el arquitecto Enric Sagnier, perdió con los años su uso residencial y ha necesitado de una profunda obra que ha recuperado artesonados, mármoles o carpintería.

Una pequeña y singular obra de arte que data del Siglo de Oro.

Propiedad de 320 metros cuadrados situada en la entreplanta de un edificio del Madrid de los Austrias. La vivienda, que tiene un precio de 1,995 millones de euros y que comercializa Knight Frank, se vertebra en una gran sala diáfana con techos de 4,80 metros de altura. Con bóvedas de cañón en ladrillo caravista, esta pequeña obra de arte dispone de una habitación y tres baños.

‘Escultórico’ chalet de estilo Toscano que ha sido impecablemente reformado.

Con un precio de 3,95 millones de euros, Gilmar vende –está también en alquiler por 13.000 euros al  mes– un chalé de estilo Toscano ubicado en La Florida, una de las urbanizaciones más prestigiosas de Madrid. Impecablemente rehabilitado, perteneció al escultor Carlos Ferreira de la Torre y dispone de 1.200 metros cuadrados distribuidos en tres plantas.

Vivienda señorial en un espectacular palacete completamente rehabilitado.

Situada en una segunda altura de un magnífico palacete rehabilitado del centro histórico de Valencia, esta propiedad, que comercializa Rimontgó, ocupa una sola planta del edificio y suma una superficie de 380 metros cuadrados de vivienda y 380 metros cuadrados de terraza. De techos altos y decoración ‘vintage’, dispone de seis habitaciones y tres baños.

Fuente: Expansión