Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Casa Burés, construida entre 1900 y 1905 por el arquitecto catalán Francesc Berenguer i Mestres (colaborador cercano de Antoni Gaudí), estuvo casi abandonada durante varios años y algunos de sus elementos originales fueron destrozados. Los 7.700 metros cuadrados del edificio y su categoría de protección, la más alta como patrimonio cultural, no dejan lugar a dudas: el reto de los estudios Vilablanch y TDB Arquitectura para conservar y, al tiempo, transformar este edificio histórico y catalogado del  siglo XIX  ha sido colosal. 

BONAVISTA

Únase a nuestra lista

Reciba todas las novedades sobre nuestras promociones.

Contacto

Rellene el formulario de contacto y le responderemos en la mayor brevedad posible.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
   Contactar