VANGUARDIA catalana

Nadie diría que el edificio donde se ubica este apartamento es de 1899 y que con su construcción comenzó la transición entre el estilo monumental y el modernismo catalán. Hoy, respira vanguardia.

Bienvenidos al mundo de Enric Sagnier, arquitecto coetáneo de Gaudí, Domènech i Montaner o Puig i Cadafalch, la vanguardia catalana, los amos del modernismo. A finales del siglo XIX era el preferido por la aristocracia y la alta burguesía de más rancio abolengo, y de esa época es la Casa Enric i Victorià de la Riva de Barcelona. Situada en el barrio del Ensanche, entre Paseo de Gràcia y de Sant Joan, albergaba hasta hace poco los Juzgados de la ciudad condal pero hoy es pura actualidad gracias a Bonavista Developments y al estudio Vilablanch. Devolver al edificio la esencia original de Sagnier para mostrar de nuevo su valor histórico, cultural y arquitectónico pero adaptado a las comodidades de hoy, se hizo recuperando los planos originales del edificio para entender y proyectar la espacialidad sugerida en origen por Sagnier.

Con ellos en la mano, el proyecto consistía en crear viviendas actuales con la huella del pasado, buscando que los espacios y distribuciones de los pisos rehabilitados se asemejaran al máximo a la distribución original concebida y que encajaran con la fachada. De ahí que las divisiones de interiores se realizaran en el lugar exacto donde estaban las originales, reproduciendo incluso el grosor de las paredes, pero cumpliendo con la normativa actual. El resultado es un conjunto de viviendas con una marcada tendencia por la arquitectura limpia y clara, con pocos colores, sobre todo blanco para paredes, zócalos, cornisas, molduras, fachada e incluso mobiliario de cocina, y roble, aplicado en el suelo y el volumen del baño, así como en el frontal de la isla de la cocina. Amplios salones, habitaciones luminosas, baños de generosas dimensiones y modernas cocinas integradas en acogedores salones inundados de luz natural, consiguen que vivir allí parezca un viaje en el tiempo.

Fuente: AD Architectural Design / POR GALA MORA

Comunicado de prensa

En los últimos meses se han publicado noticias en los medios de comunicación sobre personas con proyección pública, tanto nacional como internacional, que supuestamente han comprado viviendas de Bonavista Developments, tanto en el edificio modernista de Casa Burés como en Gavà Mar.

Uno de los valores fundacionales de Bonavista es la discreción y una de nuestras prioridades es proteger la identidad de nuestros clientes. Creemos que solo a ellos les corresponde hablar de sus operaciones inmobiliarias o de sus propiedades. Nunca identificamos a nuestros clientes o potenciales clientes y bajo ningún concepto revelaríamos su identidad para dar publicidad a nuestras promociones o para que se asociara el prestigio de esa persona al de nuestra empresa.

Se da la circunstancia, además, de que las informaciones publicadas hasta la fecha no son ciertas; se trata de bulos o noticias falsas y las personas famosas que supuestamente y según algunos medios de comunicación han comprado nuestras viviendas no son clientes de Bonavista. En muchos casos se trata de empresarios, artistas y destacadas personalidades que admiramos y para nosotros es importante puntualizar que estos rumores sin fundamente no tienen su origen en Bonavista ni en ninguna de las empresas que colaboran con nosotros, a las que siempre pedimos que firmen una cláusula de confidencialidad.

El renacer de la Casa Burés.

El edificio construido entre 1900 y 1905 por Francesc Berenguer i Mestres está sometido a un completo proceso de remodelación.

Restauración por todo lo alto. La Casa Burés, sita en el chaflán de Ausiàs March y Girona, vive sumergida en unas obras que le darán una nueva vida. Tras varias tentativas fallidas, el edificio construido entre 1900 y 1905 por Francesc Berenguer i Mestres, colaborador de Antonio Gaudí, está en manos de Bonavista Developements que desde un principio ha querido conservar su uso residencial y recuperar todo su esplendor.

Читать/смотреть далее